Centro Loyola Vitoria-Gasteiz

Centro de espiritualidad ignaciana. Jesuitas de Loyola. – C/ Monseñor Estenaga 1 – 01002 VITORIA-GASTEIZ

Un mundo mejor

CON CRISTO, HACIA UN MUNDO MEJOR (2º Tiempo ordinario)

Con el telón de fondo de la celebración del centenario de la Jornada mundial del emigrante y del refugiado

¿Cuál es la razón última por lacorreos que los cristianos tengamos que aceptar, sí o sí, a los inmigrantes, sin excepción y sin restricciones? Por una razón breve, pero contundente: “… en el rostro de cada persona está impreso el rostro de Cristo.

Esto tiene sus consecuencias prácticas, nos va decir el Papa Francisco en su mensaje para esta jornada: “El fundamento de la dignidad de la persona no está en los criterios de eficiencia, de productividad, de clase social, de pertenencia a una etnia o grupo religioso, sino en el ser creados a imagen y semejanza de Dios y, más aún, en el ser hijos de Dios; cada ser humano es hijo de Dios. En él está impresa la imagen de Cristo. Se trata, entonces, de que nosotros seamos los primeros en verlo y así podamos ayudar a los otros a ver en el emigrante y en el refugiado no sólo un problema que debe ser afrontado, sino un hermano y una hermana que deben ser acogidos, respetados y amados, una ocasión que la Providencia nos ofrece para contribuir a la construcción de una sociedad más justa, una democracia más plena, un país más solidario, un mundo más fraterno y una comunidad cristiana más abierta, de acuerdo con el Evangelio”.

Alguno nos podemos preguntar: “¿qué pasa cuando me cuesta estar en sintonía con estos planteamientos evangélicos y eclesiales?. Pues nos tendremos que decir, como si de un miércoles de ceniza permanente se tratara: “conviértete y cree en el Evangelio”. O, con palabras del evangelio de hoy, nos tendremos que acercar con más pasión al “Cordero que quita el pecado del mundo”, y dejarnos convertir por Él, para que a su luz podamos ver lo que nos dice el Papa Francisco: “una nueva humanidad, preanunciada en el misterio pascual, una humanidad para la cual cada tierra extranjera es patria y cada patria es tierra extranjera”. Con Cristo, el Cordero de Dios, caminamos hacia una vida nueva. Con Cristo, el Hijo de Dios, caminamos hacia un mundo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 de enero de 2014 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: