Centro Loyola Vitoria-Gasteiz

Centro de espiritualidad ignaciana. Jesuitas de Loyola. – C/ Monseñor Estenaga 1 – 01002 VITORIA-GASTEIZ

Jesús, regalo de Dios a la humanidad (Solemnidad de la Epifanía)

El relato evangélico nos habla simbólicamente de una estrella, que más que iluminar el camino, lo guía, lo orienta. Su función sería más de brújula, o de GPS para los más modernos, que de linterna.

NinoJesusNos podemos preguntar qué o quién hace de brújula o de GPS en nuestra vida. Si nos paramos y nos ponemos a reflexionar seguro que nos sorprendemos al constatar cuántos GPS diferentes, sean personas, grupos, valores, compromisos, circunstancias de todo tipo tratan de orientar, de guiar nuestra vida. Unos han sido asumidos conscientemente, incluso programados por nosotros mismos; otros no tanto. Algunos de estos últimos hasta puede que se escapen de nuestro control. Es más, en ocasiones, cuando hacemos relectura de nuestra vida, podemos constatar quién ha sido estrella para nosotros, porque nos han devuelto la confianza en nosotros mismos; porque nos han valorado por lo que somos, no por lo que hacemos, tenemos o aparentamos;… también podemos constatar con qué o con quién nos podríamos haber estrellado.

Lo que decimos en el ámbito más íntimo e individual, lo podemos decir en el ámbito social: ¿quiénes son hoy estrellas en nuestra sociedad? Para los más jóvenes tal vez alguno de los héroes de la TV o de las novelas infantiles; para los adolescentes gente del mundo de la música o del espectáculo; para los adultos más concienciados tal vez gente que brilla por su compromiso político, social, intelectual,…; para todos gente que haya triunfado en el fútbol o en el deporte de élite. De vez en cuando aparece un Gandhi, un Martin Luther King, un Mandela,… y en ellos percibimos los caminos que debemos transitar.

En el ámbito eclesial el Papa Francisco está brillando con luz propia.

Estos días en que uno se encuentra con gente con la que no se suele juntar a lo largo del año, la pregunta obligada a la que hay que responder es: “¿qué te parece el Papa Francisco?”. Si uno no responde con entusiasmo desbordante, enseguida tiene que oír eso de, “¡ah! eres de los que no le gusta este Papa”. A continuación tienes que explicar que sí, que le haces propaganda, pero que no hay que confundirse, que lo importante no es el Papa. Es cierto que el Papa Francisco está orientando los pasos de mucha gente que está regresando a la Iglesia, pero eso no es lo fundamental, sino que regresen a Jesús. Eso lo ha dicho el Papa Francisco en repetidas ocasiones, siempre que tratan de agasajarle a él: “Francisco, no, Jesús”.

El Papa Francisco es la estrella que nos quiere conducir a Jesús. Que no nos pase lo que dice el proverbio chino: “cuando el sabio señala la luna, el tonto mira al dedo”. Son palabras del Papa Francisco: “El amor de Dios tiene un nombre y un rostro: Jesucristo… Jesús es el don del Padre entre nosotros”. Jesús, regalo de Dios a la Humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 7 de enero de 2014 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: