Reglas para “sentirnos” Iglesia

¿Has pensado alguna vez que al hablar de la Iglesia, o criticarla, están hablando también de ti?

En este artículo, Marc Vilarassau nos ofrece una reflexión para ayudarnos a corregir tópicos en nuestra manera de relacionarnos con la Iglesia, de la que formamos parte. Es necesario reconocer qué tentaciones nos paralizan y, a la vez, ir encontrando pautas que nos ayuden a construir un sentido de Iglesia lo más encarnado y estimulante posible. Una Iglesia que no se preocupe tanto de hablar de sí misma; sino de hacer cada vez más transparente y creíble el Evangelio.

pdf ST_2012_06-05 Reglas para sentirnos iglesia MarcV.pdf